Compartir

Cuando dos personas congenian a la perfección logran desarrollar un lazo afectivo y por consiguiente surge el amor, pero varios encuentran a su pareja en objetos.

Masayuki Ozaki cuenta con 50 años de edad que se ha ganado la vida trabajando como fisioterapeuta, quien después de divorciarse adquirió una muñeca que pidió que la fabricaran igual a su vecina de 15 años, al estar enamorado de ella desde hace mucho tiempo. Con el paso del tiempo y al compartir momentos especiales la considera la mujer de sus sueños y el amor que había esperado todo este tiempo.

Conoce a la pareja más enferma del mundo

Desde el momento que adquirió la muñeca las personas afirman que es una de las relaciones más enfermas que se encuentran en el planeta, pero a Ozaki no le importa y lo demuestra al salir a pasear con su enamorada en silla de ruedas. Además le pide ayuda a quienes se encuentran cerca para que puedan captar los momentos que comparte a su lado.

Es tan grande la devoción que tiene por la muñeca que la acompaña a donde quiera que va, incluso la sienta como si fuera su copiloto. Al irse a dormir la desviste de forma delicada para que pueda estar cómoda y disfrute estar a su lado en todo momento.

Otro de los casos parecidos es de Senji Nakajami un empresario japonés de 61 años quien se encuentra casado y tiene hijos, pero su muñeca le ha dado un giro inesperado.Que con tal solo dos meses de tener a Saori a su lado se ha convertido en su novia y la lleva de compras para poder embellecerla. En una entrevista declaró que se siente ligado de forma íntima con su muñeca y que ella sabe que nunca la traicionará.

“Compré la muñeca con fines sexuales pero poco a poco y después de varios días conviviendo el amor surgió entre los dos”, agregó Senji. Además afirma que las cualidades que tiene su muñeca es que no busca dinero, debido a que siente su apoyo incondicional a pesar de que se encarga de ella. Un hombre que la dedica su amor y dedicación a su “novia” que toda mujer desea tener en su pareja, por lo que su amor es reflejado hacia ella de forma completa.

Aunque estas muñecas se conocen como “rabu doru” especiales en el amor, su precio es de 5 mil euros y actualmente se venden un promedio de dos mil durante el año y se han convertido en una gran sensación. Cada uno de estos hombres ha encontrado una grata compañía en estas muñecas de silicona y aseguran que su apariencia es como estar con una mujer de carne y hueso sin defectos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here